Bitcoin estafas por COVID-19

Un ciberdelinquente robando datos de un ordenador

 

En estos tiempos difíciles que corren los ciberdelincuentes están más activos que nunca, estando las criptomonedas como el Bitcoin en el punto de mira.

A continuación indicamos las técnicas más habituales de los hackers para hacernos con el control de nuestras cuentas o, por lo menos, sacarnos el máximo dinero posible:

 

Venta de material sanitario

En las últimas semanas han aparecido nuevas páginas web de venta de productos sanitarios: Mascarillas de diferente tipo, guantes, alcohol, antídotos, etc. Muchas de estas webs, o anuncios en webs más confiables, son fraudulentos. Nos intentan vender productos inexistentes que a la hora de la verdad nunca llegan a nuestros hogares. Lo más habitual es encontrar pagos en formato habitual tales como PayPal, Tarjeta o Transferencia bancaria. No obstante, es nuestro deber informar a los que navegan por la Dark Web, que en ella se encuentran portales de esta temática que aceptan pagos Bitcoin, MoneroDodge
Nuestra recomendación es que confiemos en el comercio tradicional para adquirir estos productos, y en su defecto a las plataformas que nos ofrecen más seguridad por lo que se refiere a pagos.

 

Phishing

Para quienes no lo sepan, el “phishing” se refiere a la suplantación de identidad, habitualmente vía email. Actualmente es más frecuente que habitualmente encontrar emails que se hacen pasar por nuestras entidades bancarias, y por entidades que dicen ser gestores de Bitcoins o similares. De una manera u otra nos instan a que proporcionemos nuestros datos para que puedan tomar el control de todas nuestras cuentas. Por ello es importante recordar que jamás debemos proporcionar números secretos, fechas de nacimiento, documentación personal y confidencial. Un truco habitual es encontrarnos en el correo con un enlace aparentemente real a una dirección web del banco, aunque realmente es un enlace ofuscado que nos lleva a una página fraudulenta. Lo mejor que se puede hacer a día de hoy es no hacer caso a lo que nos puedan vender este tipo de entidades.

 

Cadenas de mensajes en WhatsApp, Messenger, …

Por las aplicaciones de mensajería instantánea (WhatsApp, Facebook Messenger, Instagram, Line, Tinder, …) siempre han circulado memes, cadenas de texto o algún enlace de broma a páginas web. Ahora también circulan mensajes aparentemente serios y oficiales que te instan a acceder a páginas web. Estas páginas web son en su mayoría fraudulentas que, en igual medida que el phishing, te animan a que compartas con ellos datos sensibles a ser hackeados, y por ende robarte las cuentas. Nuestra recomendación es que no hagáis caso de estas cadenas y, si podéis, aviséis al remitente que está propagando un virus.

 

Ayuda para las ONG

A día de hoy circulan muchos anuncios para colaborar con ONG y plataformas derivadas para la ayuda a familias pobres, más ahora con la crisis del COVID-19. Desde tiempo atrás, para participar con una ONG ha sido necesario crear un perfil o abrirse una cuenta, con burocracia de por medio y con la domiciliación bancaria pertinente para poder ir ofreciendo una cantidad de dinero mensual. Ahora más que nunca existen donaciones “en vivo” a ONG que no requieren registro previo, ni domiciliación bancaria, y permiten sobre todo criptomonedas para las transacciones. Esta técnica es muy utilizada por los ciberdelincuentes para no dejar rastro ni dar la posibilidad a una hipotética devolución del importe. No es necesario mencionar que se trata de estafas.

Nunca se debe proporcionar información sensible sobre cuentas